EPOC: cerca del 80 por ciento de los casos no están diagnosticados

Por Dr. Daniel Cassola

Hoy es el Día Mundial de Lucha contra la EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que se caracteriza por la presencia de obstrucción crónica al flujo aéreo por lo general progresiva y parcialmente reversible, asociada a una reacción inflamatoria pulmonar persistente principalmente frente al humo del tabaco, que puede estar o no acompañada de síntomas (disnea, tos, y expectoración), exacerbaciones, efectos extra-pulmonares y enfermedades concomitantes.

Para el diagnóstico de la enfermedad es imprescindible realizar una espirometría que permita confirmar la presencia de obstrucción al flujo aéreo. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC afecta a 64 millones de personas en todo el mundo y mata a 3 millones de pacientes al año. La OMS vaticina que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030.

En la Argentina, se producen más de 5 mil muertes anuales por esta causa. Según la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), la prevalencia de EPOC es del 4,3 por ciento de la población.

Sin embargo, el estudio EPOC.Ar de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) el 14,7% de la población fue diagnosticada con EPOC. Si dicha cifra se transporta a la población general mayor de 40 años, unos 2.400.000 de argentinos podrían tener la enfermedad, en un cálculo estimativo.

Cuando un paciente ingresa a la guardia de un hospital general sin orientación respiratoria, por falta de aire e incluso con diagnóstico de una EPOC, son muy pocos los médicos que solicitan una espirometría, aduciendo que el paciente está nervioso, un principio de neumonía, o la “tos del fumador”.

Además, las recientes campañas de información pública a propósito de la EPOC y la necesidad de la realización de una espirometría para hacer un diagnóstico correcto, han generado un incremento de las consultas pidiendo la realización de un examen funcional respiratorio por tabaquismo y falta de aire.

Como ya dijimos, esta enfermedad se diagnostica mediante la espirometría, un estudio indoloro, rápido y sencillo, que permite conocer la salud pulmonar, midiendo los flujos y capacidades del pulmón, a través de un soplido. Se recomienda realizar este estudio a todo paciente mayor de 40 años que fuma o fue fumador. El diagnóstico precoz de la enfermedad puede mejorar notablemente la calidad de vida del paciente y detener su progreso.

.

También te puede interesar...