Entre los anuncios de los funcionarios y la preocupación de los profesionales: ¿Resistirá el sistema sanitario argentino?


Los funcionarios locales de la OMS elogian, por ahora, las políticas del gobierno nacional para contener la pandemia. Según los profesionales de la salud el sistema sanitario no estaba preparado, antes del brote, para una situación de este tipo. Por ello hubo distintos anuncios de los distintos gobiernos que tienen a su cargo la salud. ¿Alcanzará?

Por Dr. Daniel Cassola

Según las autoridades locales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Argentina, por ahora, se tomaron las decisiones políticas correctas. «El Gobierno tomó una multiplicidad de medidas de forma muy decisiva. Algunas de ellas, como las de distanciamiento social, son difíciles por sus consecuencias socioeconómicas, pero se ha visto que han tenido un efecto positivo en otros países respecto de la pandemia», sostuvo ayer Maureen Birmingham, delegada de la OMS en nuestro país.

Además, la funcionaria del organismo que depende de Naciones Unidas destacó que hay una parte, en esta tarea, de “solidaridad que le corresponde al Estado y otra a la sociedad”. Quizás esta mirada positiva sobre la manera en que se transcurre la pandemia en Argentina haya servido para que aquí se inicien ensayos clínicos en busca de tratamiento y cura para el coronavirus. Así se anunció ayer y fue celebrado por el ministro de Salud Ginés González García quien aseguró: “Vamos a estar en primera línea cuando se tenga la conclusión de cuál es la mejor terapéutica. Esa es una ventaja”.

La ventaja que tuvo antes Argentina es que prácticamente pudo contemplar distintos futuros alternativos para la pandemia porque se fue desarrollando antes en otros países. Aquí las medidas preventivas empezaron, en días desde los primeros casos, mucho antes que en Italia, España o Estados Unidos, hoy los países más afectados. Cuando comenzó la cuarentena total hace ya ocho días países como Corea del Sur o China, donde todo empezó, retomaban lentamente el camino de la normalización.

Ahora bien, todos los actores relevantes en el mundo sanitario coinciden en que el pico de la pandemia en Argentina, al menos, no llegó. China, por ejemplo, parece haberlo superado mientras Italia y España no logran salir de él y, para usar una frase remanida por estos días, “achatar la curva”. En otros inviernos el sistema sanitario ha estado en situación de colapso por los casos de bronquiolitis. Se sabe que si toca un invierno severo los hospitales estarán al límite. Ahora bien, ¿Cómo encuentra la pandemia al sistema sanitario argentino?

En una entrevista con el diario La Nación, Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) sostuvo que la cantidad de camas, el personal y el equipamiento disponibles “no es suficiente para los pacientes que podemos esperar”, aunque tampoco se sepa cuántos pacientes requerirán cuidados críticos. A su vez, en un comunicado firmado por su presidente Jorge Coronel, la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA), habla de un “sistema de salud empobrecido con médicos precarizados”, y recuerda que es necesario, en esta situación, cumplir con las siguientes medidas: contar con las barreras de bioseguridad que protejan al médico y no escatimar en recursos para que tengan la indumentaria necesaria, además es obligación de las autoridades –resaltan- proveer las gafas para protección ocular, guantes descartables y los barbijos adecuados para el contacto permanente con los enfermos, y por último recuerdan que la ropa necesaria para desempeñar esta tarea debe quedar en el lugar de trabajo para no trasladar los gérmenes a otros sitios.

Contra estos diagnósticos y previsiones, las autoridades sanitarias han dejado una serie de anuncios que buscarían colmar estas preocupaciones. Entre los más destacados, el Ministerio de Salud de la Nación anunció que cuenta con 190 respiradores nuevos, la cartera bonaerense que conduce Daniel Gollán contratará 3700 profesionales de salud de distintas especialidades para reforzar al sistema en toda la provincia y su par de Ciudad de Buenos Aires, Fernan Quirós, aseguró 100 nuevas camas de cuidados intensivos junto con el personal necesario para que funcionen.

Las cuentas se sacarán al final, cuando la pandemia pase. Los profesionales de la salud expresaron sus preocupaciones. Los funcionarios respondieron. Nadie podrá usar como excusa la falta de tiempo, que en esta historia, nos viene jugando a favor.

.

También te puede interesar...