En las últimas dos semanas se produjeron 12 casos de dengue autóctono en la Ciudad de Buenos Aires

Por Dr. Daniel Cassola

No es para hacer sonar las alarmas pero sí para tenerlo en cuenta. Doce casos sobre una población vastísima como la porteña podría ser solo un dato estadístico menor pero es mejor tomarlo como una advertencia ya que se trata de una enfermedad, el dengue, de muy fácil propagación. Y además ha habido brotes muy importantes en años recientes.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Salud porteño, desde el 1 de enero hasta la fecha se registraron un total de 19 casos autóctonos de dengue en residentes de la Ciudad de Buenos Aires, cuando quince días atrás sólo había siete personas que contrajeron la enfermedad sin haber viajado a zonas de circulación del mosquito transmisor. También, confirmaron 21 casos de personas que viajaron recientemente al exterior o a alguna provincia.

La información epidemiológica del ministerio señala que la mayoría de los pacientes afectados por el virus están entre los 15 y 64 años, siendo la franja de 25 años a 44 donde más se concentran los reportes.

Además, de acuerdo con el ministerio, los barrios donde se registró el aumento en las últimas dos semanas pertenecen a la zona sur de la Ciudad, las comunas 3 y 4: La Boca, Barracas, Parque Patricios, San Cristóbal, Nueva Pompeya y Balvanera. Mientras que los casos confirmados de personas que viajaron al exterior incluyen a Paraguay, México y Brasil; y a Corrientes y Formosa, entre quienes lo hicieron al interior del país.

Las autoridades porteñas insistieron en que la prevención y el control del mosquito Aedes aegypti “se basa en prevenir la aparición del mosquito adulto y la aparición de formas inmaduras, impidiendo que lleguen al estado de adultos”.

“Al ser el mosquito una especie con hábitos domiciliarios que se cría en recipientes con agua, se recuerdan las medidas que deben ser tomadas con el fin de eliminar huevos y larvas como limpiar, fregar y secar bien el interior de recipientes que pueden juntar agua, además de tirar agua hirviendo en canaletas y rejillas”. “Cubrir las rejillas con tela mosquitera, dejar dados vuelta los envases que pueden acumular agua y evitar tener recipientes con agua acumulada”, recomendaron desde el ministerio porteño.

Por otra parte, los especialistas aconsejaron estar alerta a los síntomas con que se manifiesta la enfermedad: fiebre, dolor detrás de los ojos, náuseas y vómitos, picazón y sangrado de nariz y encías, dolor muscular y en las articulaciones y cansancio generalizado.

.

También te puede interesar...