En el interior resta atravesar los meses más difíciles de la pandemia

Con los casos al menos estabilizados en el AMBA, la dinámica del contagio arrecia en distintas provincias del país. En Córdoba prevén “dos meses muy complicados”. Santa Fe registra dos mil casos por día, la mitad de ellos en Rosario.

Por Dr. Daniel Cassola

Una tormenta de problemas ocupa la actualidad informativa argentina, en la que la pandemia, a pesar de haberse registrado ayer con más de 14 mil el récord de casos positivos diagnosticados en un día, perdió la centralidad que tuvo durante prácticamente seis meses. Los conflictos sociales, económicos y políticos coparon nuevamente, y como sucede frecuentemente, la agenda de los argentinos. Pero claro, como se imaginarán, el coronavirus no lee los diarios y poco le importa el aumento de la pobreza, la brecha entre el dólar oficial y el blue, o los conflictos políticos en torno a una declaración sobre el gobierno venezolano.

Si puede contagia, y en varias provincias contagia cada vez más. “Vamos a tener dos meses complicados en el aumento de casos y eso va de la mano con el aumento de ocupación de camas. Hay un mayor número de criticidad de los pacientes que se internan, con demanda de asistencia respiratoria», señaló ayer el ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo. En la provincia mediterránea la capacidad de respuesta del sistema de salud está llegando al límite, que está marcado por la cantidad de profesionales de la salud disponibles para trabajar. Como sucedió en otras provincias ya no se pueden agregar más camas al sistema porque no hay quien las atienda.

“El límite es el recurso humano. Estamos recibiendo elementos de la Nación que ayudan a armar más unidades críticas. Queremos llevarlo a la mayor capacidad posible para prepararnos para lo que creemos será una embestida en los próximos días. Tenemos que prepararnos para proteger a nuestra gente”, apuntó el ministro cordobés, quien compartió una recorrida por efectores de salud en Villa María. Allí, el jefe de gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, Lisandro Bonelli, sostuvo que la pandemia, desde hace 25 días, se “federalizó” ya que el 60 por ciento de los casos nuevos se registran fueran del AMBA.

Otra de las grandes provincias en las que las curvas no encuentran techo aún es Santa Fe. Ayer presentó dos mil casos en todo su territorio y mil solo en Rosario, que ya supera en contagios diarios a la Ciudad de Buenos Aires. Al respecto, el coordinador de Atención Sanitaria del Tercer Nivel del Ministerio de Salud provincial, Rodrigo Mediavilla, dijo que “el coronavirus se va a quedar mucho tiempo”, por lo que “hay que intentar aprender a construir una nueva normalidad en la que se pueda convivir con el virus”. En la provincia se va y viene entre aperturas y cierres. El gobernador Omar Perotti dijo en reiteradas ocasiones que no se puede estar diez meses seguidos en fase 1 porque la economía se desploma, por lo que la estrategia es ir y venir en las restricciones.

En un año sin igual, muy difícil en todos los aspectos, todavía hay provincias que tienen que pasar los peores meses de la pandemia. Mientras tanto la economía y la realidad también exigen otras atenciones.

.

También te puede interesar...