El único resultado del fundamentalismo es la violencia

arp4337358_0

Los franceses enfrentan tanto un frente externo como uno interno.

Por Dr. Daniel Cassola

Por estas horas el mundo sigue conmovido por lo que sucedió el viernes en París, capital de Francia. El presidente galo Francois Hollande decidió intensificar el combate contra el terrorismo tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Para tener una idea de la magnitud del problema, se decidió declarar el estado de emergencia en todo el país, medida que no se tomaba desde hace 54 años. Además Hollande sostuvo que los atentados se pensaron en Siria, se planificaron en Bélgica y se ejecutaron en Francia.

Al momento, todos los terroristas identificados son europeos. El autor intelectual, de apellido Abaaoud, es un hombre de 29 años nacido en Bélgica. También se ha logrado identificar a 4 hombres que participaron en los ataques. Tres de ellos son franceses y otro más es belga.

Por ello, el problema tiene dos caras. Los atentados perpetrados en París fueron efectuados por franceses radicalizados.

El fundamentalismo es un movimiento que puede ser político, religioso o ambas cosas, y que promueve una estricta aplicación de una serie de leyes, siempre en base a interpretaciones extremistas.

Para el caso del islamismo, se promueve una interpretación estricta del Corán. Así como sucede en el islam, hay interpretaciones fundamentalistas de la Biblia en el cristianismo o de la Toráh en el judaísmo.

El problema no es la religión, sino el fundamentalismo. Al promover una verdad absoluta, sin posibilidad de disidencias ni matices, el fundamentalismo provee el sustento ideológico para que se produzcan hechos como el del viernes.

El Estado Islámico, que se atribuyó los ataques, hace un culto del fundamentalismo y el extremismo. Todas las interpretaciones y movimientos fundamentalistas, por el carácter que acabamos de explicar, conducen inexorablemente a la violencia. Son ideas tan fuertes que llevan a sus militantes a inmolarse por la causa que dicen defender.

La guerra contra el terrorismo comenzó en 2001 luego del ataque a las Torres Gemelas. Casi quince años después el extremismo islámico está mucho más desarrollado y con una mayor capacidad de acción que antes.

Los terroristas han avanzado. Controlan territorios en Medio Oriente y tienen presencia en las principales potencias del mundo.

Hay algo que Occidente ha hecho mal para que todo esto suceda.

.

También te puede interesar...