El trabajo en salud es de alto riesgo

Agresiones medicos II

La semana pasada le rompieron el tabique de una piña a una médica en Los Hornos, La Plata.

Por Dr. Daniel Cassola

Ayer comentamos la muy preocupante situación de las farmacias, que sufren a razón de un robo por día. Según denuncian los miembros del sindicato de farmacéuticos existen redes organizadas para primero asaltar las farmacias y luego distribuir y comercializar los productos.

Lo puede comprobar cualquier ciudadano que asista a ferias donde se venden medicamentos. Lo más probable es que sean robados.

Pero el robo no es la única manifestación de violencia en el área de la salud. La situación en los hospitales es cada vez más compleja.

La semana pasada comentamos el caso de un Hospital de Gálvez, cerca de Rosario, en el que ante un presunto caso de mala praxis cometido por una enfermera, fueron atacados tanto el personal de salud como los bienes del hospital.

Romper todo nunca es la solución a un problema, aunque así parece ser entendido por personas que luego van a necesitar que las atiendan en los hospitales que rompen. Como nos comentaron los médicos, es preocupante que luego se organicen por las redes sociales para escrachar al hospital.

Todas las semanas hay muchísimos casos de agresiones que pasan desapercibidos. La semana pasada el sindicato AMRA denunció que en un hospital de Los Hornos, cerca de La Plata, un paciente que esperaba en la guardia le rompió el tabique nasal a una médica de un puñetazo.

Al parecer los médicos son el mostrador de quejas de un sistema que no funciona. Si no, no se entiende que alguien que necesita atención descargue su ira y su violencia contra la persona que justamente le puede brindar esa atención.

Muy compleja es también la situación de los médicos de emergencia. Por ejemplo, la Cámara de Empresas de Emergencias Médicas de Santa Fe denunció ayer que es asaltado un médico por día. También son robados el material e instrumental de las ambulancias que acuden ante los llamados de emergencia.

Esta historia que sucede en Rosario también la viven los profesionales del SAME en la Ciudad de Buenos Aires. Finalmente la Justicia porteña resolvió absolver a dos médicas que estaban imputadas por abandono de persona.

El caso es del año 2011. Ante la llamada por un caso de un señor con un ataque de epilepsia en la villa 31, las profesionales fueron hasta la entrada del barrio, pero al no haber personal de policía no ingresaron. Así, supuestamente, debía ser el protocolo de atención.

Como el señor falleció, las médicas fueron denunciadas en la Justicia, que luego de apelaciones y varias idas y venidas resolvió la absolución.

El sistema de salud no funciona como corresponde, y no siempre está garantizada la seguridad de los trabajadores. Ante este panorama, no le podemos pedir a los médicos que se inmolen.

.

También te puede interesar...