«El sistema de salud está al límite»

Lo aseguró el director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, responsable de dirigir el centro de salud más grande del país. En Argentina el coronavirus ya superó los 500 mil contagios y provocó más de diez mil muertes. “Las proyecciones matemáticas de la pandemia en el país son aterradoras”, consideraron desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

Por Dr. Daniel Cassola

Según sostienen su autoridades la ocupación de camas en el Hospital Posadas, el más grande del país, el del 98 por ciento “desde hace más de una semana”. Allí ya apretaron el mentado botón rojo: durante la última semana habilitaron las doce camas de terapia intensiva que tenían en reserva. “El Hospital está al límite de sus posibilidades, de recursos humanos y de camas”, añadió Maceira, quien confirmó que algún momento de la semana que termina hoy tuvieron que derivar pacientes a otros centros. «Entre los moderados y leves ya hubo más de 300 derivaciones. Al ser un centro de salud de alta complejidad nuestra prioridad son los pacientes graves”, explicó el director.

Según el director del Posadas, que ejerce su cargo desde enero, la presión que tienen actualmente los profesionales de la salud “es doble, porque hay que dar respuestas a los pacientes, pero también contener a la sociedad”. Además, está latente el propio miedo de enfermarse. “Estamos cansados, desgastados de tantos meses de trabajo”, comentó el médico, que luego aseguró que “es una falta de respeto juntarse a quemar barbijos o salir a tomar cerveza con un sistema sanitario al borde del desborde”.

Desde marzo, dentro del hospital se contagiaron de coronavirus 600 trabajadores, de los cuales 3 fallecieron. Allí las condiciones de trabajo no son ni fueron las mejores. Según relatan los trabajadores están cumpliendo jornadas de 10 a 12 horas mientras que por distintos motivos el 90 por ciento considera que está “precarizado”.

Por su parte, Arnaldo Dubin, de la SATI, advirtió que “las proyecciones matemáticas de coronavirus en el país son aterradoras”. “La Argentina tiene una letalidad baja comparada con otros países que tienen sistemas de salud muy desarrollados, como es el caso de Reino Unido. Es decir, tenemos muchos menos decesos en relación a la cantidad de contagiados. Sin embargo, la letalidad está aumentando y esto tiene que ver con lo que está pasando en la terapia intensiva y la escasez de médicos especializados. Éramos pocos antes de la pandemia y la enfermedad agudizó este problema”, explicó en declaraciones radiales.

El médico luego agregó: “Vemos con preocupación lo que ha pasado durante estos últimos días. Vimos que la gente se aglomeraba en bares y café sin guardar distancias y sin elementos de protección. Cuestiones bizarras, como el festejo en el Cerro Chapelco, o las manifestaciones en el Obelisco quemando barbijos. Esto se va a acompañar con un aumento de casos. Y esto no sé si lo vamos a poder afrontar en las terapias intensivas”.

Mientras tanto el resto del país también cruje. La tensión en el sistema sanitario, que ya es una realidad en Río Negro y Jujuy, se comienza a sentir en Mendoza y Santa Fe, que van en camino o ya aplicaron restricciones más estrictas a la movilidad. La reciente disputa entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hace pensar que será difícil la coordinación entre jurisdicciones, aunque en el AMBA los casos se mantienen constantes. Sin embargo, las advertencias, como las del Posadas, ubicado en Morón, cada vez son más.

.

También te puede interesar...