“El riesgo de contagio masivo sigue estando”


Lo dijo hoy el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. En los últimos días el número de contagios superó el récord en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Las villas de emergencia y los geriátricos son los principales focos.

Por Dr. Daniel Cassola

De los 258 contagios informados ayer, el peor registro en un día desde el comienzo de la pandemia, 171 se produjeron en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras en el resto del país debería empezar la fase 4 de la cuarentena, de reapertura progresiva, tanto la ciudad capital como el conurbano bonaerense permanecen todavía un paso detrás por ser el epicentro de los contagios de coronavirus.

El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, alineado con el gobierno nacional en la administración de la pandemia, sostuvo hoy que “en todas las ciudades los casos aumentan en algún momento” y aún no se sabe si la gran cantidad de contagios detectados en los últimos días es una nueva tendencia o una excepción. “Hay que esperar por lo menos una semana”, agregó. Una de las dificultades que supone la expansión del coronavirus es que las medidas se pueden evaluar con datos en diferido. En otras palabras, recién sobre el fin de esta fase de la cuarentena alrededor del 24 de mayo se podrá saber si los positivos se dispararon por la reapertura de más comercios y empresas.

Incluso, Rodríguez Larreta no descarta volver a endurecer la cuarentena si los casos se disparan, o si se demuestra que los permisos otorgados produjeron una estampida de contagios. Puntualmente dentro de la ciudad uno de los sectores más afectados es el de los adultos mayores que residen en geriátricos. Desde el comienzo de la pandemia se contagiaron 132 personas y murieron 29 adultos mayores dentro de los hogares para ancianos en la ciudad. Alguien dijo que para el coronavirus infectar en un geriátrico es como “cazar dentro de un zoológico”, y puede que tenga razón.

Por esta situación el gobierno porteño estableció un protocolo especial. Si un trabajador del geriátrico se contagia debe permanecer aislado dentro de la institución por 14 días. La rotación de trabajadores, por otro lado, debe reducirse al mínimo. Todas las instituciones deben tener una zona destinada al aislamiento. En casos puntuales, como en el hogar Carpe Diem de Recoleta, donde 25 de los 40 residentes dieron positivo en el test de coronavirus, se decidió evacuarlos y derivarlos a sus obras sociales de origen, seguramente para proteger al resto de los habitantes del centro.

El otro foco de infección está ocurriendo en las villas de emergencia porteñas. Ayer ya eran 519 los casos confirmados en estos barrios. Los más afectados son la Villa 31 en Retiro con 373 infectados y la 1-11-14 en Flores con 120 casos. Entre los factores que propiciaron el brote están la falta de agua, vital para cumplir con las medidas de higiene. En la Villa 31 en las últimas semanas se cortó el suministro durante aproximadamente 9 días. Se trata de población que, en la mayoría de los casos vive hacinada, lo que también facilita el contagio. Por otra parte, la cuarentena es de más difícil cumplimiento, no solo por las carencias habitacionales, sino porque muchos se ven obligados a salir para intentar conseguir el sustento diario.

Los casos detectados en villas de emergencia pasaron de 1 a más de 500 en solo 19 días. La situación aún no parece estar bajo control. Según el protocolo cada infectado debería aislarse en su domicilio, y de no ser posible, tiene que ser trasladado a un hospital o un hotel. Las organizaciones que trabajan en estos barrios informan que todavía esto no funciona aceitadamente. Además se teme un nuevo brote en la Villa 21-24 de Barracas, donde el suministro sanitario está bloqueado para el 70 por ciento de los hogares porque el agua llega contaminada. Allí están esperando para los próximos días los resultados de los tests a los que se sometió a varios casos sospechosos.

Con expectativa, pero también con tensión, el área más poblada y dinámica de Argentina comienza muy lentamente a reactivar sus actividades. No se descarta que después de dar un paso adelante haya que volver a retroceder. Son las contingencias a las que nos depara la pandemia de coronavirus.

.

También te puede interesar...