El primer efecto de la vacunación se comienza a apreciar en los trabajadores de la salud

Pasaron de ser entre el 3 y 4 por ciento de los casos totales a menos del 1 por ciento. Se aplicaron ya alrededor de 900 mil vacunas entre el personal de la salud, la mayoría de las cuales corresponde a la primera dosis. No hay trabajadores de la salud internados en terapia intensiva por coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

Por Dr. Daniel Cassola

La vacunación marcha lenta pero ya se puede comenzar a vislumbrar un pequeño pero muy importante efecto positivo. Al momento se distribuyeron más de 2 millones 200 mil vacunas de las cuales se aplicaron ya un millón 200 mil. A su vez, 300 mil argentinos ya recibieron las dos dosis y completaron el ciclo de vacunación. De los vacunados la mayoría trabaja en el sistema de salud ya que ese fue el primer grupo al que se destinaron las primeras dosis que, desde diciembre, fueron llegando al país.

Según comentó el senador provincial de Corrientes Martín Barrionuevo, que es contador y analiza datos sobre la pandemia desde hace un año, “el personal de salud variaba entre el 3 por ciento y el 4 por ciento del total de infectados en CABA y en el presente ese número está por debajo del 1 por ciento”. “La verdad es que es muy categórica la reducción. Por supuesto que son datos preliminares, pero no deja de ser evidente que una de las cuestiones que está influyendo en eso es la vacunación. Es claro cómo está impactando”, agregó.

Otro efecto positivo de la vacunación es la reducción de la mortalidad. “De acuerdo a toda la evidencia que se va recopilando hasta el momento, a medida que los gobiernos van vacunando disminuyen los muertos. Los casos podrán seguir subiendo a causa del clima o de la emergencia de variantes más contagiosas, pero lo que se debería comenzar a ver es la reducción de la mortalidad”, advirtió Jorge Aliaga, físico y ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. “Vacunando a los grupos de riesgo con velocidad, la curva de fallecidos debería descender a menos de la mitad”, añadió.

En una época plagada de malas noticias la vacunación comienza a revertir la información. En conferencia de prensa, el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan, confirmó que no hay internados en terapia intensiva que correspondan al personal de salud. “Todavía no llegamos a vacunar a todos, pero no están entrando pacientes de ese grupo a la internación, la vacuna es extraordinaria”, aseguró el ministro.

Los trabajadores de la salud es el primer sector en el que se puede empezar a notar el efecto de la inmunización, también porque es el único en el que ya hay un porcentaje interesante de vacunados. Según los datos provistos por el Ministerio de Salud en el Plan Estratégico de Vacunación, 763 mil personas conforman aquello que se denomina como “personal de salud”. De las vacunas aplicadas 890 mil fueron dentro de este sector, la mayoría por ahora correspondientes a la primera dosis.

El siguiente objetivo es inmunizar a la población de mayor riesgo, los mayores de 60 y 70 años. Los adultos mayores de 60 años representan un poco más del 15 por ciento de la población pero condensan el 80 por ciento de las muertes por Covid-19 en Argentina. Para este grupo se requieren entre siete y ocho millones de vacunas. La fecha ideal para cumplir con este objetivo es entre fines de abril y mediados de mayo.

En el horizonte está el ejemplo de Israel, el país que más rápidamente avanzó con la vacunación en todo el mundo. Ya inmunizó al 90 por ciento de la población, un poco más de ocho millones de personas. Los datos acompañaron la campaña. Los casos severos se disminuyeron también en un 90 por ciento. Falta todavía en Argentina un largo camino por recorrer pero la salida está, es concreta y tiene resultados probados.

.

También te puede interesar...