• Sin categoría
  • 0

El pediatra condenado por pornografía infantil deberá cumplir su condena de diez años en Neuquén

Por Redacción Curar con Opinión

El pediatra Ricardo Russo, ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan​, fue sentenciado a diez años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer la medicina, tras ser declarado culpable de la distribución, tenencia y producción de material de abuso y explotación infantil, en el juicio que se realizó en la sala del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 a cargo del juez Gonzalo Rúa.

Russo va a cumplir su condena en el Complejo Penitenciario Federal V, ubicado en Senillosa, a 33 kilómetros de Neuquén capital. Es una cárcel inaugurada en 2015 que aloja internos condenados (en su mayoría) por delitos contra la integridad sexual. Actualmente hay 539 internos, de los cuales 519 ya están condenados.

Antes, pasará unos días en el penal de Ezeiza, sometido a un proceso de clasificación inicial por riesgo y necesidades. Además de una serie de estudios médicos de rutina. Una vez en el Complejo V, Russo será incluido en el POS (programa para ofensores sexuales).

Al conocerse el fallo, la fiscal Daniela Dupuy reclamó que se revoque la prisión domiciliaria de Russo y se mostró «muy conforme con la condena». Agregó que desde la Fiscalía se trabajó «muy a conciencia, con muchas pruebas que el juez entendió igual que nosotros».

La fiscal reiteró que está «muy satisfecha con la condena porque las pruebas son contundentes», y aseguró que se trata de «una muestra clara de los peligros de las redes, en caso de multiplicarse este tipo de casos».

La funcionaria se refirió también a la decisión del Juzgado de decretar la «inhabilitación perpetua para ejercer la medicina» contra Russo, que su fiscalía también había solicitado. En tanto, Carlos Kambourian, presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, afirmó que están «muy conformes con haber llegado a la verdad».

Por su parte, el abogado defensor Ricardo Izquierdo aseguró que el juez Gonzalo Rúa «fue muy severo» pero aclaró que no cuestiona «la legalidad de todo el proceso». «Nos tuvimos que adaptar a las redes sociales y en ese sentido toda la parte jurídica estableció nuevos protocolos», aseguró. «Respeto en demasía al juez, fue muy severo, estricto, le tocó un caso muy mediático», graficó el defensor de Russo, y reiteró sobre las fotos encontradas en la computadora del pediatra que «nadie puede decir que las fotos no son clínicas». Aún no definieron si apellarán el fallo.

.

También te puede interesar...