El PAMI en estado de destrucción

Chiwv7xWwAIwAwj

Imagen publicada por Carlos Regazzoni sobre el estado de las auditorías que advertían sobre las irregularidades en el PAMI.

Por Dr. Daniel Cassola

Durante años advertimos en distintas notas, editoriales y conversaciones públicas sobre el deterioro de la obra social de los jubilados. Fuimos siempre unos pocos periodistas, médicos y dirigentes. Desde este espacio siempre informamos sobre las trapisondas que se efectuaron con los recursos de la obra social. Encontramos eco en la Defensoría de la Tercera Edad, algunos de los trabajadores del PAMI y poca gente más.

Lamentablemente teníamos razón. El PAMI sufrió un saqueo sistemático desde hace ya mucho tiempo. Las denuncias e imágenes que están difundiendo hoy las nuevas autoridades de la obra social lo corroboran.

Luego de su presentación ante el Congreso Nacional, el director de la obra social, Carlos Regazzoni, contó: “Hasta encontramos urnas electorales en una filial del PAMI. Salir de esto va a llevar tiempo, no se puede hacer de un día para el otro. Hay abandono en el sistema de distribución de sillas de ruedas y prótesis. La gente esperaba un año o más mientras las sillas estaban apiladas en depósitos. Estamos trabajando en convenios para repararlas y que se pueden utilizar”.

Las imágenes hablan por sí solas. Mientras cientos de sillas de ruedas quedan a merced de la humedad y el deterioro todo aquel que tramitó este insumo ante la obra social. Y la anterior gestión no podrá alegar desconocimiento de la situación.

“Hay archivos de auditorías que informaban sobre las demoras, las clínicas fantasmas, los viajes en ambulancia inventados. Todo esto costó muchísimo dinero y el PAMI estaba muy mal”, comentó Regazzoni. Los datos estaban. ¿Para qué habrán auditado? ¿Para saber del desastre que ellos mismos estaban generando?

“Hay que sincerar el punto de partida. Argentina no es el país que nos contaban, el PAMI no era una isla en el país de Lázaro Báez. Donde tocás sale pus, hay muchísimos grupos de presión, prestaciones que están cartelizadas y prácticas que no se quieren abandonar”, cerró Regazzoni.

El cuadro de situación obliga a trabajar en dos direcciones. Hacia atrás para que se investigue a los responsables de semejante descalabro. No es una ruta que no se reparó. Se trata de la salud, un derecho humano, de los jubilados y demás beneficiarios de la obra social.

Y hacia adelante la tarea es quizás más compleja. Hay que recuperar lo perdido y volver transparente y eficiente a la obra social más importante del país. Ojalá quieran y puedan hacerlo.

.

También te puede interesar...