El nuevo panorama para los jubilados

images

Por Dr. Daniel Cassola

En total hay en Argentina alrededor de 8 millones de jubilados. Ayer el Congreso aprobó un paquete de leyes que, entre otras cosas, pueden modificar de varios de ellos. Al parecer, la intención del gobierno es terminar o al menos disminuir notablemente la litigiosidad previsional.

Como primera medida hay un plan de pagos de reajustes para todos aquellos que tienen sentencia firme en sus juicios, quienes tienen el juicio en trámite y quienes podrían haberlo iniciado pero todavía no lo hicieron. Se trata de alrededor de 2 millones y medio de jubilados.

Los retroactivos se abonarán a los que tienen sentencia firme y a los que iniciaron el jucio, pero con quita. Los primeros recibirán la mitad al contado y la otra mitad en 12 cuotas trimestrales (o sea en 3 años, con el consiguiente deterioro que generará la inflación). Los que tienen el juicio iniciado tienen el mismo plan de pago pero solo se les reconocerá cuatro años para calcular el retroactivo.

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, aclaró que se otorgará prioridad, para realizar los pagos, a los mayores de 80 años y a aquellos que sufran una enfermedad terminal. Para quienes no iniciaron juicio no hay oferta alguna sobre el retroactivo pero percibirán un aumento jubilatorio, al igual que las otras dos categorías, que va desde el 30 al 45 por ciento, dependiendo del caso.

Este plan no es compulsivo. Los jubilados pueden optar por aceptarlo o por continuar por la vía judicial. Para dar su conformidad debe hacer un trámite a través de la página web de la Anses. Según estimó Basalvibaso, la idea es que este año se cierren al menos 400 mil acuerdos.

Para aquellos que llegan a los 65 años sin aportes se crea una pensión universal a la vejez, que será del 80 por ciento de una jubilación mínima. Todas las reformas se financiarán tanto con el blanqueo fiscal que también se aprobó ayer como con los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. O sea, los pagos no están atados al éxito o al fracaso del blanqueo.

El mismo gobierno reconoce que el plan no alcanza. Basavilbaso sostuvo que es “un primer paso para acercarnos al 82 por ciento móvil, algo que todavía no podemos alcanzar por las restricciones de la recaudación”.

.

También te puede interesar...