El gobierno busca evitar una nueva epidemia dengue, ¿Lo logrará?

Aedes-mosquito-transmite-chicunguna-Reuters_CLAIMA20160802_0095_28

Por Dr. Daniel Cassola

Oficialmente la epidemia de dengue del corriente 2016 concluyó en junio con más de 41 mil casos registrados. La posibilidad de un nuevo episodio de esta magnitud o mayor constituye por el momento una de las principales preocupaciones del Ministerio de Salud de la Nación.

En este sentido, ayer se realizó una reunión con diez ministros de Salud del interior del país, más precisamente del norte: Formosa, Salta, Misiones, Chaco, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca y Corrientes. La cartera a cargo de Jorge Lemus repartió fondos extra para que en cada provincia se aumenten las medidas de prevención contra el mosquito Aedes Aegipty.

La idea es involucrar más recursos humanos en los operativos para desactivar los criaderos de mosquitos, o sea en el descacharrado. Para ello se prevé que en las zonas donde el dengue ha sido más crítico se hagan operativos casa a casa, además de revisar cementerios o lugares donde pueda haber autos abandonados.

“Son actividades que quedaron pautadas: descacharrado, mejoramiento del diagnóstico temprano, refuerzo de la vigilancia epidemiológica y organización del aislamiento de los pacientes”, según detalló Lemus. Quien agregó que “las provincias y los municipios tienen un papel muy importante para evitar que se repita la epidemia porque trabajan en el terreno”.

Lemus señaló también que “las tasas de dengue del verano pasado y la mayor presencia del mosquito” indican que esas 10 provincias serían las “más comprometidas”. Se refería, también, a la fiebre chikungunya, en especial en Salta, y al zika, en Tucumán. En las dos primeras semanas de mayo, en Tucumán ocurrió el primer brote de zika por transmisión vectorial (picadura del mosquito) del país. Hubo 25 personas afectadas. El virus zika también se transmite por la vía sexual.

“Estamos muy preocupados por el zika porque avanzó mucho en América. Está presente en 46 países y territorios. Muchos países vecinos registran altas tasas de la enfermedad. Tenemos que tener mucho cuidado con esto porque probablemente se vaya a agravar este escenario. La única noticia positiva es que el mismo mosquito transmite las tres enfermedades”, añadió el funcionario.

La batalla contra el mosquito está planteada. La epidemia pasada fue la peor de la historia, incluso más severa que la de 2009, que por entonces le valió más de un dolor de cabeza a la ministra Graciela Ocaña. El plan es evitar el desarrollo de la enfermedad que este año se cobró la vida de la menos once personas y enfermó a decenas de miles.

.

También te puede interesar...