El gobierno anuncia nuevas medidas para tratar de diferir el impacto de la segunda ola


El propósito es no recibir un aumento muy significativo de los casos tras los feriados de Semana Santa. Toda la administración pública hará teletrabajo durante los tres días hábiles de la semana. Si bien no hay circulación comunitaria se detectaron más casos de las nuevas cepas.

Por Dr. Daniel Cassola

La mayor sociabilidad y movimiento de personas llevaron al primer rebrote de la pandemia en diciembre luego del pico registrado en octubre. Cuando terminaron las fiestas de fin de año y se redujo la circulación nocturna los casos volvieron a bajar. Pero ahora, ante la inminencia de los días más fríos, y con casi todas las actividades habilitadas con algún tipo de protocolo, los casos comenzaron a crecer. El registro del viernes, con más de 12 mil casos, marca un hito preocupante. La tendencia es de un 31 por ciento de aumento de los contagios y un 9,7 por ciento en los fallecidos en los últimos 14 días.

Con el objetivo de apaciguar la crecida de la curva el gobierno dispuso de varias medidas, más allá de las que había anunciado la semana pasada en cuanto a los vuelos y a quienes regresen del exterior. “El riesgo epidemiológico está creciendo en el país”, aseguró el jefe de gabinete Santiago Cafiero. A su vez, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, informó que se detectaron 28 casos positivos de la mutación del Reino Unido (en Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Tucumán) y 17 de la variante Manaos (en Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santiago del Estero).

Por eso es que se dispuso que en los tres días hábiles de esta semana el trabajo de la administración pública nacional sea bajo la modalidad de home office. Además se espera que los gobiernos provinciales, municipales, el poder legislativo, el judicial y el sector privado se adhieran a esta modalidad. Para hoy también hay pactada una reunión con sectores del turismo, el transporte y las aerolíneas para que se redoblen los cuidados en los movimiento internos durante el fin de semana largo.

Por ahora no se cerrarán las escuelas, más allá de lo que indican los protocolos donde se detecte algún contagio. Los funcionarios destacaron a su vez la importancia de continuar llevando adelante las medidas básicas de cuidado que son las ya sabidas por todos pero quizás algo relajadas en el último tiempo: la distancia de dos metros, utilizar tapa boca, mantener la higiene de las manos, realizar las actividades al aire libre o en ambientes aislados. Nuevamente se destacó la importancia de la consulta precoz ante síntomas, de evitar el contacto con otras personas y de cumplir el aislamiento en caso de ser contacto estrecho de un caso.

En adición, Vizzotti y Cafiero anunciaron el nuevo índice para definir el riesgo epidemiológico tanto de las grandes ciudades como en los pueblos. Ahora los indicadores constarán de dos variantes que son: razón de los casos e incidencia. A partir de esos datos se evaluará con los gobiernos provinciales y municipales nuevas medidas para evitar mayores contagios. Con estos nuevos indicadores los funcionarios establecieron que hay 45 departamentos de 13 provincias, que se encuentran en mayor riesgo, mientras que hay cuatro departamentos (CABA, Posadas, Corrientes y Córdoba), de cuatro provincias, que presentan una incidencia mayor y constituyen un riesgo elevado. 

Para el futuro próximo será clave ver qué sucede en la semana inmediatamente después a los feriados, que comienza el lunes 5 de abril. Si la curva no se detiene llegará el momento de tomar alguna decisión. Con un crecimiento de 30 por ciento en las últimas dos semanas no se auguran buenos pronósticos para lo inmediato.

.

También te puede interesar...