El Día del Amigo, un invento de un médico argentino


Por Dr. Daniel Cassola

El 20 de julio de 1969 el doctor Enrique Febbraro, odontólogo, músico, psicólogo y profesor de filosofía, miró como Neil Armstrong y Buzz Aldrin daban los primeros pasos del hombre sobre la Luna. Los astronautas norteamericanos recorrieron el virgen suelo lunar por más de dos horas, recogieron muestras del suelo, plantaron la bandera de su país y dejaron una placa que reza: “Aquí llegaron a la luna hombres del planeta Tierra. Julio 1969 D.C. Venimos en paz en nombre de toda la humanidad”.

Febbraro decidió ponerse a escribir cartas a distintas personas en distintos países para que quede establecido el 20 de julio como el Día del Amigo. Envió unas mil y recibió más de 700 respuestas. Lo consideró un éxito. Y no estaba equivocado. Hoy el Día del Amigo se celebra en nuestro país, pero también en Uruguay, Paraguay, Brasil y España.

«Viví el alunizaje del módulo como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y al mismo tiempo me dije que un pueblo de amigos sería una nación imbatible. ¡Ya está, el 20 de julio es el día elegido!», decía en la misiva original.

Febbraro analizaba la amistad desde un enfoque filosófico, sublimando hasta el infinito ese sentimiento que es primero que cualquier otra forma de relación; antes que un matrimonio o una sociedad comercial. Dice así que “entre un hombre y una mujer siempre subyace el deseo, pero si se lo supera, la amistad prospera. El matrimonio –aunque es una institución que une intereses diversos— siempre llega al minuto donde surge la amistad”. 

Entre los docentes y los alumnos también subyace este sentimiento: «Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. Él me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Sólo el que te ama te ayuda a crecer».  Su tarea se llevaba a cabo con un lema: «Un pueblo de amigos es una Nación imbatible», a la vez que destacaban que sería una celebración ética, sin fines de lucro ni de fomento al consumo. 

Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina. 

Luego los medios y la publicidad hicieron el resto. Si bien no se fomenta el consumo de nada en particular, ya que no es una fecha en la que se compren regalos, muchas marcas aprovecharon y aprovechan para utilizar el día del amigo en sus promociones.

Las redes sociales le dieron el último impulso. Mañana se celebra el Día del Amigo y todos vamos a recibir y enviar mensajes. Los amigos son importantes en la vida, está bueno poder tener un día para celebrarlos.

.

También te puede interesar...