El consumo de alcohol marca una tendencia preocupante

bebida_jovenes

En la última década se duplicó el consumo de alcohol en jóvenes, según informó el Ministerio de Salud de la Nación.

Por Dr. Daniel Cassola

En los últimos tiempos se han dado largos debates sobre la penalización o no del consumo de distintas sustancias ilegales. Quizás, por este afán de avanzar sobre cuestiones novedosas se han descuidado otros problemas que se vienen sucediendo desde hace tiempo.

Nos referimos, en este caso, al consumo de alcohol por parte de los sectores más jóvenes de la población. Desde los organismos oficiales se vienen publicando informes que son realmente preocupantes.

Según informó el Ministerio de Salud de la Nación, el consumo de alcohol entre estudiantes secundarios aumentó en un 100 por 100 en los últimos diez años. A su vez, las consultas por emergencias debidas al exceso en el consumo han aumentado en un 40 por ciento entre los años 2009 y 2012.

Pero no solo se registra un notable aumento en la ingesta de bebidas sino también de otras sustancias. Con respecto a la marihuana, que mencionamos al principio, su consumo se cuadruplicó desde el año 2001 a la fecha. Lo que no mide la encuesta pero se puede colegir a partir de lo que indica la realidad es que estos consumos se dan de manera simultánea o combinada, lo que genera situaciones aún más explosivas.

A estos datos podemos sumar otros, publicados por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. La cartera sanitaria provincial difundió datos de una encuesta en la que sostiene que 9 de cada 10 chicos participa en las llamadas “previas”, que son reuniones cuyo fin principal es el consumo de alcohol y otras substancias antes de ir a bailar.

El 90 por ciento de este tipo de reuniones se da en casas particulares, y el 80 por ciento de los chicos consume alcohol durante estos encuentros.

Según los funcionarios ministeriales reunirse en casas empezó como una costumbre que buscaba mayor seguridad e intimidad para las reuniones de los chicos. Pero con el tiempo es una modalidad que se ha degenerado.

Los especialistas advierten sobre los riesgos de naturalizar el consumo de alcohol. Porque hoy en día las previas se realizan con la anuencia de los mayores o incluso con su misma presencia.

Es cierto que el Estado puede mejorar los controles de venta de alcohol, clausurar fiestas clandestinas y demás acciones. Pero no puede ir puerta por puerta fiscalizando si hay menores tomando alcohol.

Si se nos permite el giro idiomático, el abuso de alcohol por parte de los jóvenes es un tema que debemos tomarlo muy en serio.

.

También te puede interesar...