El 96 por ciento de los nuevos casos de Sida se podrían haber evitado con un preservativo

Por Dr. Daniel Cassola

Así lo indican los resultados de un reciente relevamiento realizado por la ONG AHF Argentina. Durante el relevamiento sólo el 14,5% de las personas aseguró usarlo siempre. En la actualidad, el VIH es una infección crónica, es decir, controlable gracias a la diversidad de tratamientos antirretrovirales existentes. Sin embargo, continúa siendo un problema grave a nivel mundial y los expertos instan a no bajar la guardia y mantener las medidas de prevención.

El preservativo es el método más eficaz para reducir la transmisión del VIH y de otras de infecciones sexuales como la gonorrea, la clamidia, las hepatitis virales, la sífilis, el herpes genital o el Virus del Papiloma Humano (VPH) y el virus zika. Durante 2016, AHF Argentina realizó 30.013 tests de VIH en 14 provincias de todo el país, y efectuó un relevamiento a todas las personas que se testearon. Un 0,9% de los casos resultó reactivo para VIH (272 casos).

Uno de los datos más significativos es que el 96% de los nuevos casos diagnosticados fueron por transmisión sexual, es decir, relaciones sexuales sin preservativo. La cifra se condice con los datos del último Boletín sobre VIH- Sida del Ministerio de Salud de la Nación, según el cual se notifican 6.500 nuevos casos por año en todo el país y la principal vía de transmisión del VIH sigue siendo la sexual. En el período 2013- 2015 más del 90% de los varones y mujeres adquirieron el VIH de esa forma.

Otros de los datos relevados demostraron que sólo el 14,5% de las personas utilizan siempre el preservativo, mientras que el 65% lo utiliza en algunas oportunidades y el 20,5% reconoció no usarlo nunca. La mayoría de los tests y casos reactivos para VIH se presentaron en la franja etaria de 25 a 49 años.

Se estima que en Argentina unas 120 mil personas viven con VIH, 84 mil conocen su diagnóstico (70%) y de éstas el 81% están en tratamiento. Sin embargo, hay un 30% que aún no posee diagnóstico. De allí la importancia de realizar los testeos, para saber, para iniciar el tratamiento, y para prevenir futuras transmisiones. Según datos oficiales, por cada nuevo diagnóstico de VIH en mujeres se producen dos de varones. La edad promedio de diagnóstico es de 32 años para ellas y 33 para ellos. El 20% de los diagnósticos se producen en menores de 25 años y el 21% en personas de 45 años o más.

Los tratamientos avanzan, y de una enfermedad con una mortalidad muy elevada, el Sida pasó a ser crónica. De todos modos es mejor prevenir. Para ello el método más sencillo es el uso del preservativo.

.

También te puede interesar...