Educación vial, una cuenta pendiente en la mayoría de las escuelas argentinas


Por Dr. Daniel Cassola

Mañana se recuerda el Día de la Educación Vial, una materia que debería ser obligatoria y no optativa en todos los colegios del país. En promedio 20 personas mueren por accidentes viales en Argentina por día. Desde hace años no se baja de los 7000 casos anuales.

Diferentes leyes declararon obligatoria a la educación vial desde 1986. Sin embargo, a pesar de algunos esfuerzos formales para introducirla en la currícula escolar, esta temática continúa resultando optativa en el sistema educativo.

Se trata en los establecimientos en los que algunos docentes se interesan por el tema, con el apoyo de ONGs y en algunos municipios que la ofrecen en las escuelas y a los nuevos conductores de vehículos.

Educar a los usuarios de la vía pública resulta fundamental para la Seguridad Vial. El tránsito es un sistema organizado y conformado por las personas, que se desplazan a lo largo de calles y rutas. Y son sus errores las causas de casi todos los muertos y heridos en el tránsito.

La educación vial, según sostienen desde la ONG Luchemos por la Vida, es una temática compleja y transversal que abarca mucho más que la mera transmisión de información de normativas y señales de tránsito.

Cuando se brinda educación vial, se está educando para el cuidado de la salud, para la convivencia en el espacio compartido de la vía pública, y para el cuidado del medio ambiente humano. Por eso reviste tanta importancia.

Debería comenzar en las escuelas desde el nivel inicial y prolongarse a lo largo de toda la formación de los educandos, en la escuela secundaria y la universidad. Además, los conductores de todo el país deberían recibir una exhaustiva preparación para el otorgamiento de la primera licencia de conducir y ser evaluados teórica y prácticamente teniendo en cuenta estos aspectos.

.

También te puede interesar...