Dramático aumento de la obesidad en Argentina

Por Dr. Daniel Cassola

La Argentina se encuentra entre los países con índices más elevados de sobrepeso y obesidad de Sudamérica, según los datos que se desprenden de un nuevo informe presentado por la agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el país se duplicaron los índices de obesidad entre 1980 y 2014, tanto en hombres como en mujeres y además aquí hay más hombres adultos obesos que en cualquier otra nación de Latinoamérica y el Caribe.

El informe revela que en la Argentina la prevalencia de obesidad en hombres adultos pasó del 12,5% en 1980 al 26,7% en 2014, y subió de 15,1 a 30 por ciento en el caso de las mujeres.

Argentina tiene la mayor proporción de hombres adultos obesos de la región (26,7 por ciento), seguido por Chile (24,8 por ciento), Bahamas (24,6 por ciento) y México (23,7 por ciento).

Las razones que hay detrás del fenomenal aumento de peso de la población son dos: comemos mal y nos movemos poco. Los resultados están a la vista.

Los especialistas apuntan a que el índice de actividad de un chico que juega con un teléfono celular o tablet es cero. Hay tanta obesidad por la falta de actividad, no se quema prácticamente nada de la energía que se consume.

El sobrepeso y la obesidad infantil es otro problema a atender puntualmente en la Argentina. “El consumo de productos ultraprocesados está directamente relacionado con el incremento en la prevalencia del sobrepeso y obesidad, así como de las enfermedades no transmisibles”, afirmó la directora de la OPS, Carissa Etienne, durante la presentación del estudio de FAO y OPS.

Según otro trabajo también publicado hoy por la prestigiosa revista británica The Lancet, entre 1975 y 2016 la obesidad infantil creció diez veces a nivel mundial. “El sobrepeso y la obesidad representan un desequilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto energético, con una subsecuente acumulación de grasa corporal que representa un riesgo para la salud” dice el informe de FAO.

E identifica entre las causas, el cambio que se dio en los patrones de alimentación en ese período de 34 años, con una mayor disponibilidad de productos ultraprocesados y una disminución de las preparaciones culinarias tradicionales, preparadas con alimentos frescos y saludables.

.

También te puede interesar...