Dramática caída de hasta el 90 por ciento en consultas por control de enfermedades crónicas

Lo informaron los hospitales Italiano, Británico, Alemán, Austral, la Fundación Favaloro y el instituto Fleni, convocados por la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME). Compara el período comprendido entre abril y septiembre de 2019 y los mismos meses de 2020.

Por Dr. Daniel Cassola

La pandemia no solo dejará una monumental crisis económica, recesión y desempleo sino también una serie de deudas en distintas áreas de la vida social. Un punto muy discutido en los medios de comunicación, por ejemplo, es la educación. Hay chicos que, porque egresan, no volverán al colegio. El efecto de ese dato a futuro es desconocido pero preocupante. Lo mismo sucede con la salud. Las reclusiones que impuso la pandemia provocaron que se desplomen los índices de concurrencia a consultorios, los diagnósticos y las cirugías programadas.

Según un estudio de CAEME que incluye datos de algunos de los prestadores de salud más prestigiosos de la Ciudad de Buenos Aires hubo una disminución de consultas del orden del 35 por ciento en oncología, 40 por ciento en las gastroenterológicas, 54 por ciento en las ginecológicas, 52 por ciento en las cardiovasculares y 36 por ciento en las cerebrovasculares. Según la patología y la institución, los descensos oscilaron entre el 50 y el 90 por ciento. En paralelo no hay ningún indicio de que, por la pandemia, haya un descenso significativo de otras enfermedades, más allá de que se registraron menos accidentes traumáticos por el descenso de la movilidad, sobre todo en los primeros meses.

O sea, es muy probable que en todas las áreas citadas tengamos la misma cantidad de casos que siempre pero con menos diagnósticos, tratamientos y cirugías programadas. Esto es un problema severo ya que es esperable un aumento de casos graves a mediano y largo plazo. “Ahora entendimos todos que este virus vino para quedarse. Esto hace que la gente, más vale antes que tarde, tenga que volver a la consulta médica. Hay muchos controles que son parte de la medicina preventiva que evita mayores complicaciones, reduce tratamientos y costos”, sostuvo Manuel Rocca Rivarola, jefe del Departamento Materno Infantil del Hospital Universitario Austral.

Son muchos los profesionales que ahora critican la famosa consigna “quedate en tu casa”. Sostienen que debió haber sido algo así como “salí sólo lo estrictamente necesario y cuidando tu salud con todas las medidas preventivas”. “Los médicos estamos muy preocupados por la interrupción que se dio en el seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas, lo que impacta directamente en su evolución y pronóstico. En el caso de Fleni, las consultas a nuestra Unidad de Emergencias por accidente cerebrovascular (ACV) bajaron a la mitad entre marzo y mayo de 2020, comparado con 2019. Las consultas ambulatorias de Neurología y Neuropediatría tuvieron un descenso del 85% en abril, 50% en junio, y 40% en julio. La actividad de internación también bajó un 50% en ese período”, aseguró el Claudio Pensa, director médico de Fleni.

En la Fundación Favaloro, a su vez, cayeron entre el 40 y el 65 por ciento las consultas a los servicios de emergencias, las internaciones por cuadros cardíacos o cerebrovasculares agudos, las intervenciones cardiovasculares, cirugías generales y endoscopias. Todo ello, aun cuando los servicios estaban operativos y la capacidad no estuvo superada por cuadros de Covid-19, según informó Matías Fosco, director médico de la institución.

La conclusión general que se extrae de lo que informan estas instituciones es que cuando se analicen las cifras de mortalidad del año 2020, seguramente habrá un descenso en las muertes por accidentes de tránsito, pero habrán aumentado los fallecimientos por enfermedades agudas y crónicas, más allá del coronavirus. Por eso importante recalcar que no hay que demorar más ninguna consulta. Los hospitales y centros de salud están preparados para recibir a sus pacientes con seguridad.

.

También te puede interesar...