Cuidado con la primera ola de calor del año


Por Dr. Daniel Cassola

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que llegarán las altas temperaturas y el termómetro porteño alcanzará los 34ºC. Pese a que para este viernes a la noche se anunciaron chaparrones aislados, no se espera que puedan llegar a generar un alivio térmico. El SMN emitió un alerta amarilla por las elevadas temperaturas que van a producirse el fin de semana en la zona de la Ciudad y alrededores.

El nivel de estos alerta implica que las temperaturas podrían llegar a ser perjudiciales para la salud, en especial para los grupos de riesgo, como lo son los bebés, los niños pequeños,  las personas mayores de 65 años o aquellas que presentan enfermedades crónicas (como hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes).

Según indicó el pronóstico, el fin de semana en Capital Federal el cielo estará nublado pero con temperaturas que oscilarán entre los 22 y los 34 grados. El alivio llegaría recién el lunes 27 de enero, con una mínima de 19ºC y una máxima de 28ºC.  Ante lo que se pronostica que va a ser un fin de semana caluroso, es importante tomar los recaudos adecuados para que las altas temperaturas no supongan un riesgo para la salud.

Los síntomas a los que hay que estar atentos son: Fiebre alta, somnolencia, desvanecimiento o mareos, aceleración del pulso, piel seca, caliente y enrojecida, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, pérdida de conocimiento, desmayo, sensación de calor sofocante, sed muy intensa, sudoración excesiva, dolores abdominales.

Los niños pueden tener piel irritada, sobre todo en los pliegues (sudamina), sensación de agotamiento y debilidad, calambres. En los lactantes pueden presentar llanto persistente.

Para evitar el golpe de calor y algunos de estos síntomas se recomienda: Evitar exponerse a los rayos solares, en especial en los horarios centrales de 11 a 16 hs, consumir abundante cantidad de agua, evitar comidas abundantes (aumentan el calor corporal), consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, evitar las bebidas alcohólicas o infusiones calientes (hacen perder más líquidos corporales) y con cafeína: café, té, bebidas cola, usar ropa suelta, de materiales delgados y de colores claros (los oscuros absorben el calor por radiación solar), no realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos, protegerse del sol poniéndose sombrero o usando sombrilla, usar crema de protección solar, evitar actos públicos o juegos en espacios cerrados sin ventilación, usar anteojos de sol con protección UV.

Si tiene un problema crónico, pregunte a su médico sobre la mejor manera de lidiar con el calor, el consumo de líquidos adicionales y medicamentos ¿Qué hacer ante un «golpe de calor»? Permanecer en un lugar fresco, bajo techo, tomar bebidas que favorezcan la rehidratación, ducharse o bañarse con agua fría, mantenerse fresco, hasta que la temperatura corporal regrese a la normalidad.

Ante la pérdida de conocimiento o la persistencia de los demás síntomas, buscar atención médica urgente. No dar medicamentos para la fiebre, desabrigar completamente de manera urgente, duchar o mojar con agua fresca lo más rápido que se pueda. Si es lactante y toma pecho, puede hacerlo con más frecuencia. También puede mojarle el cuerpo frecuentemente y evitar su exposición al sol usando sombrero o gorros y pantalla solar.

.

También te puede interesar...