Cuando el sueño es reparador abundan la salud y la felicidad


Por Dr. Daniel Cassola

Hoy es el Día Mundial del Sueño. Aunque parezca poca cosa, dormir no solo es gratificante sino que también es esencial para nuestra salud. Durante el sueño el cuerpo realiza tres tareas fundamentales. Primero, a través de distintos mecanismos químicos, recupera energías. En segundo lugar, mejora las defensas naturales del organismo. Y por último, permite el desarrollo cognitivo y la incorporación de los nuevos conocimientos aprendidos durante el día.

El problema es que muchos de nosotros no dormimos bien. La Asociación Mundial de Medicina del Sueño considera que entre el 40 y 45 por ciento de los seres humanos tiene algún tipo de problema para dormir.

Además de no cumplir con las funciones que ya enumeramos, la falta de descanso puede tener una incidencia negativa en nuestra vida cotidiana.

La falta de un sueño de cantidad y calidad se expresa en síntomas que se manifiestan durante el día. Algunos de ellos pueden ser padecer una somnolencia excesiva, la pérdida del alerta, la atención y la compresión. También puede tener una influencia negativa tanto en nuestro ánimo como en la libido sexual.

A largo plazo, dormir mal puede llevar a la depresión y al desarrollo de otras enfermedades. Además es más probable que tengamos accidentes o nos equivoquemos en el trabajo. Por último, para quien duerme mal también es más factible sufrir un accidente vial si conduce.

Quien también merece un párrafo a la hora de hablar del sueño es uno de nuestros principales enemigos, el cigarrillo. Está científicamente comprobado que los fumadores tienen más dificultades tanto para conseguir como para sostener el sueño.

A todos aquellos que sufran problemas para dormir les podemos brindar un par de consejos básicos. Primero no consuman ningún medicamento sin consultar al médico. Y segundo, si notan que el problema para dormir se extiende busquen ayuda profesional. Tanto en el sector público como en el privado hay cada vez más instituciones que cuentan con servicios de medicina del sueño.

Como cierre, y ya pensando en el fin de semana que comienza en horas, tomamos el último eslogan que acuñó la Asociación Mundial de Medicina del Sueño: “Cuando el sueño es reparador, la salud y la felicidad abundan”.

.

También te puede interesar...