Coronavirus: emergencia internacional y Argentina trabaja para detectar posibles casos


Por Dr. Daniel Cassola

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer la emergencia internacional por el nuevo coronavirus para una mejor coordinación internacional para combatir la enfermedad.

 “El principal motivo de esta declaración no es lo que está pasando en China, sino lo que está pasando en otros países. Nuestra mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más débiles”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en Ginebra.

Además, afirmaron que no existen motivos para limitar los viajes ni el comercio con China. “La OMS no recomienda y de hecho se opone a cualquier restricción” de viajes o comercio, añadió Ghebreyesus.

La enfermedad, cuyo epicentro es la provincia de Wuhan, ya contagió a más de 8.000 personas en cerca de una veintena de países, aunque el 99% de los casos se han diagnosticado dentro de China.

Por su parte. el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García sostuvo que “Argentina viene preparándose, manteniendo reuniones con expertos, actualizando la situación epidemiológica y delineando distintas acciones con todos los actores para detectar, manejar y diagnosticar eventuales casos sospechosos de nuevo coronavirus que arriben al país”.

El ministro explicó en rueda de prensa ayer que “Argentina no tiene casos”, pero la emergencia global se declaró porque se cumplen ciertos parámetros como ser que “el brote se extendió a cinco regiones de la OMS y se ha comprobado una transmisión de persona a persona fuera de China”, lo que genera que los organismos internacionales emitan recomendaciones temporales a los países para poder contener el brote.

En este sentido, González García informó que hasta el momento lo que se sabe es que “la enfermedad tiene una letalidad baja y mayormente afecta de manera grave a personas adultas con patologías o condiciones de salud de base”. Si bien la transmisibilidad es también baja, el ministro indicó que “no existe un tratamiento específico ni vacuna para este nuevo virus”.

El funcionario reconoció que “para nuestro país es una ventaja la lejanía y el hecho de no estar en invierno, lo que nos permite tener menos cuadros respiratorios que pudieran confundir la detección precoz de un caso probable”.

.

También te puede interesar...