Con el dengue no hay que repetir los errores del pasado

descarga

Si se puede fumigar donde sabemos que hay mosquitos, mejor.

Por Dr. Daniel Cassola

Ya hay al menos 122 casos de dengue confirmados en las provincias de Formosa, Santa Fe, Misiones, Catamarca, Entre Ríos y Buenos Aires. La información sobre la situación de las provincias, al momento, es diversa.

Misiones informó que están en estudio 490 casos probables. Al ser la fiebre uno de los primeros síntomas de la enfermedad, es fácil confundirla con otros cuadros. En Buenos Aires, las autoridades sanitarias informaron que los 20 casos confirmados son “importados”, es decir gente que se contagió en otro sitio y luego viajó o volvió a la provincia. También confirmaron que el mosquito vector, el Aedes Aegipty, está presente en todo el territorio bonaerense, por lo que el riesgo de epidemia es alto.

La ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, expresó: “Tenemos que poner toda la energía en la limpieza de los potenciales criaderos de mosquitos, hay que tirar o dar vuelta los recipientes u objetos que están en fondos y jardines y que puedan acumular agua porque es allí donde el mosquito se desarrolla”. Luego recomendó a la gente “que en caso de sentir síntomas prolongados de más de 24 horas de dolor de cabeza, fiebre y algo parecido a una gripe deben consultar a un médico”.

Es probable que en los próximos días los reportes sobre casos aumenten considerablemente. Según la información que manejan las autoridades sanitarias hay muchos casos en Paraguay y Brasil, mientras que la época de vacaciones aumenta el tráfico de gente entre países.

Lo importante es no repetir los errores del pasado. En 2009 hubo, oficialmente, más de 26 mil casos, 3 casos de dengue hemorrágico y 5 muertes. Se supone, sin embargo, que los casos fueron muchos más. En aquel momento el sistema sanitario colapsó por completo en varias provincias del país.

Y con los días comenzó a fluir la información sobre lo que no se había hecho. En algunas zonas de Chaco, muy afectadas por la epidemia, no había habido prácticamente ninguna campaña ni acción preventiva. Las fumigaciones se habían discontinuado por falta de recursos y cuando la situación se quiso revertir ya era tarde.

A diferencia de entonces, hay una mayor conciencia por parte de la población, pero las acciones de difusión deben continuar. Es muy importante instruir y comunicar sobre el descacharrado, para evitar la reproducción del mosquito, y luego para que la gente concurra rápidamente a algún efector de salud si es que tiene fiebre. Y si podemos fumigar donde sabemos que hay mosquitos, mejor.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Esperemos que no sea el caso.

 

.

También te puede interesar...