Bajó gravemente el diagnóstico precoz de cáncer de mama por la pandemia

Por la pandemia se calcula que un 25 por ciento de los cánceres de mama en este período no fueron diagnosticados. Se trata del tumor más común en las mujeres ya que una de cada ocho lo padecerá antes de los 80 años. Con diagnóstico temprano tiene un 90 por ciento de posibilidades de curación.

Por Dr. Daniel Cassola

El presente 2020 es en muchos sentidos un año en pausa o, si se lo quiere ver de otra manera, un año perdido. Lo que hay que tratar es que no sea un año con consecuencias irreversibles. En el diagnóstico temprano de las enfermedades reside gran parte de la posibilidad de éxito de los tratamientos o intervenciones posteriores. Cuanto antes mejor. Peor que estar enfermo, es estar enfermo y no saberlo.

La cuarentena y la dispersión del coronavirus provocaron una merma importantísima en la concurrencia a la consulta de diagnóstico y rutina en general. Distintas sociedades científicas han advertido que en materia de enfermedades no transmisibles este puede ser un año que genere una hipoteca muy onerosa a futuro. Menos diagnóstico precoz hoy puede significar un aumento de casos severos mañana.

“Entre los meses de abril y junio, las consultas y estudios de control mamario en el Instituto Alexander Fleming (IAF) disminuyeron en un 60%, con un aumento a partir de julio, pero aún sin llegar al número habitual», informó Daniel Mysler, jefe del Departamento de Diagnóstico por Imágenes del centro, uno de los más importantes en materia oncológica en la Ciudad de Buenos Aires. No es el único dato preocupante. Las cirugías también se redujeron. «Esto lleva a deducir en forma indirecta que existe al menos un 25 por ciento de casos que no fue diagnosticado», completó Federico Coló, mastólogo y director médico del IAF.

En los consultorios también se advierte la menor actividad. «Actualmente notamos una disminución en el número de consultas de pacientes asintomáticas. Al mismo tiempo, acuden mujeres que autopalparon un nódulo o presentan manifestaciones de otro tipo. Esto deja en evidencia un claro retroceso en el diagnóstico precoz, tan fundamental en esta enfermedad y que nos ha permitido bajar los índices de mortalidad desde 1996», agregó Coló.

Como incentivo a que las mujeres retomen sus chequeos, el Centro Mamario del Fleming, ha puesto en marcha el programa One Day IAF Chequeo Mamario, para que las mujeres puedan realizar todo el control en un solo día. La propuesta consiste en que en una única visita la paciente tenga una consulta inicial, realice los estudios de imágenes (estos pueden ser una mamografía digital con o sin ampliaciones y una ecografía con doppler color) y obtenga una devolución de sus resultados por parte del especialista.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común entre las mujeres. Se estima que 1 de cada 8 mujeres se verá afectada por esta enfermedad en algún momento de su vida. Según los datos del Instituto Nacional del Cáncer, en nuestro país se detectan 20.000 nuevos casos por año, y causa alrededor de 5.600 muertes.

El riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad. La incidencia se incrementa a partir de los 40 años. Sin embargo, la mayoría ocurre en mujeres mayores de 50 años y el riesgo es especialmente alto en mujeres mayores de 60. Es por ello que la detección temprana es fundamental, dado que el tratamiento de las lesiones pequeñas tiene un excelente pronóstico y permite la curación en más del 90 por ciento de los casos.

La mayoría de las sociedades médicas coincide en la recomendación de una mamografía anual a partir de los 40 años a todas aquellas mujeres asintomáticas, con estudios clínicos normales y sin antecedentes de la enfermedad. En muchos casos puede solicitarse adicionalmente una ecografía mamaria. Cumplir con esta recomendación puede significar evitar un problema mayor mañana.

.

También te puede interesar...