Así serán los 15 días de cuarentena estricta

Los casos positivos ayer marcaron un nuevo récord con 2285 contagios detectados en un día. La nueva cuarentena se termina de definir mañana jueves. El gobierno estima que de no tomar estas medidas el sistema sanitario del AMBA colapsaría al término de las próximas tres semanas.

Por Dr. Daniel Cassola

La curva de contagios todavía no encuentra una nueva estabilidad, pero al parecer el número de al menos dos mil casos diarios constituyen un nuevo piso. En este escenario las diferencias entre el gobierno de la Ciudad que comanda Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, el gobernador bonaerense, se diluyen. Ambos consideran que es necesario tomar medidas para enfrentar esta fase aumentada de la pandemia de coronavirus.

El epicentro de todos los conflictos para la realización de las actividades económicas diarias continúa siendo el transporte público, fundamental para conectar a la Ciudad con el Conurbano. La idea es limitarlo al máximo, con restricciones más severas para permitir su utilización, solo en trabajadores esenciales y con reservas previas, como sucede ya con varias líneas de tren. Incluso es posible que se restrinja al máximo el tránsito entre jurisdicciones. Los comercios denominados ‘de cercanías’ permanecerán abiertos y, como resulta obvio, queda descartada de plano cualquier tipo de nueva habilitación.  

La proyección que lleva a los gobiernos nacional, porteño y bonaerense a endurecer el aislamiento social es que, con este ritmo de contagios, el sistema puede colapsar en tres semanas. Los casos se duplicaron en el AMBA en los últimos 8-10 días, un ritmo que es necesario frenar. Además, los efectos de las medias no se pueden percibir antes de los diez días o dos semanas, por lo que se espera que, en el mejor de los casos, hay quince días más de poco más de dos mil casos por día. «Si los casos se nos disparan ahora no los alcanzamos más», sostuvo el presidente Alberto Fernández.

Las autoridades sanitarias informan que, al momento, la situación de las camas para internación común o en terapia intensiva está en un estado manejable. Solo es inminente alguna complicación en algunos municipios bonaerenses, como La Matanza, que el fin de semana tuvo una tasa de ocupación de sus camas prácticamente total, situación que se alivió en los primeros días de esta semana. Si se coordina adecuadamente y se deriva cuando es posible la situación no debería tornarse dramática. Pero si el aumento en el volumen de los pacientes continúa el colapso va a llegar porque las internaciones por coronavirus son largas, lo que provoca que las camas tarden en desocuparse.

En una reunión con periodistas realizada ayer en la Quinta de Olivos el presidente y su vocero Juan Pablo Biondi explicaron que el gobierno quiere evitar lo que “ya pasó en otros países”, en referencia a las crisis en las que los médicos y autoridades hospitalarias debían decidir a quién atendían y a quién no por la saturación y el colapso del sistema sanitario. Si sucedió en países con mayor desarrollo que Argentina, también es esperable, que en una situación similar de casos, suceda aquí.

Todavía resta definir algunos detalles más. Es esperable que se suspenda, hasta nuevo aviso, la actividad de los runners. Todavía no hay precisiones sobre las salidas de los chicos. En cuanto al transporte, los colectivos dejarían de atravesar jurisdicciones, aunque resta saber cómo se implementará ya que hay una gran cantidad de líneas que comienzan el recorrido en el Conurbano y terminan en la Ciudad o viceversa. ¿Circularán solo por el Conurbano o solo por Capital? ¿Dividirán a la flota de colectivos y harán recorridos hasta la General Paz?

Mañana se realizarán las últimas reuniones para pulir estos y otros detalles. Al margen de estas cuestiones, el endurecimiento de la cuarentena por al menos dos semanas, será una realidad a partir del próximo lunes.

.

También te puede interesar...