Aseguran que el pico de dengue ya pasó, pero piden seguir en alerta

Informe oficial del Ministerio de Salud porteño en la Legislatura. Aseguran que el pico de dengue ya pasó, pero piden seguir en alerta.

“El pico máximo de afectados por el dengue ya pasó”, dijo ayer a Clarín el viceministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Daniel Ferrante, quien fue ayer a la Legislatura porteña para informar sobre la situación de la epidemia transmitida por las picaduras de mosquitos. “Si bien habrá menos afectados en las próximas semanas, le pedimos a la gente que no relaje y que siga adoptando las medidas de prevención contra el dengue durante el invierno para que no haya criaderos de mosquitos”, agregó el funcionario.

En enero pasado, sólo había casos importados de dengue en Capital. Pero los infectados fueron picados por mosquitos de la zona, que a su vez transmitieron la enfermedad a otras personas. Así, se desató una epidemia en Capital, como también ocurrió en el Conurbano, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta y Santa Fe. En Capital, ya hubo 2.743 infectados por dengue desde enero hasta ayer, de los cuales 2.286 fueron autóctonos. Nunca antes en la historia de la ciudad se habían registrado tantos casos autóctonos de dengue. En el informe en la Legislatura, se dio a conocer que ya hubo 40 internados y 2 muertos por dengue.

El primer fallecido fue un hombre de 49 años, que había consultado primero en el Hospital Santojanni, y luego fue derivado al Hospital Muñiz. Sufría una enfermedad muscular progresiva previamente. La otra muerte correspondió a una docente de 47 años, de la Escuela No. 9 José Pedro Varela, del barrio de Barracas. Según Ferrante, “las dos muertes están dentro de lo esperable por la gran cantidad de casos de dengue que se produjeron”. En el resto del país, hay otras 3 muertes por el virus del dengue, en Chaco y Salta.

El 47% de los casos se registraron en tres comunas del Sur de la Capital, que incluyen a los barrios de Barracas, Parque Patricios, Pompeya, Villa Riachuelo, Villa Soldati y Flores. “El número de casos es menor, pero aún hay casos de dengue”, afirmó Eduardo López, de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica y miembro del comité de crisis del Ministerio de Salud porteño. “La cantidad alta de casos de dengue durante 2016 se debió a que no se tuvo en cuenta que en los países limítrofes había brotes y a que el año pasado no hubo acciones concretas de prevención en diferentes lugares del país. La epidemia dentro del territorio empezó en Misiones y Formosa”, señaló López.

Para cuidarse, aconsejan mantener boca abajo a los elementos útiles (como baldes y tachos) y tapar todos los recipientes que contengan agua (como tanques y barriles). Hay que cambiar diariamente el agua de los floreros y bebederos de animales, limpiar desagües pluviales y canaletas de las casas al menos una vez por semana, eliminar objetos inservibles que acumulen agua, y reforzar la limpieza en nuestras casas.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...