Argentina se prepara para la prevención y vigilancia de la fiebre amarilla

FUENTE: Consenso Salud

Autoridades sanitarias, especialistas nacionales e internacionales en epidemiología, entomología, ambiente, análisis de laboratorio y epizootias se reunieron desde ayer y hasta el viernes en Posadas para compartir estudios y resultados de acciones en Argentina y Brasil en el marco del Taller de prevención, control y vigilancia de fiebre amarilla que organizó el Ministerio de Salud de la Nación y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

“Para nosotros es una preocupación y una ocupación trabajar en el tema de fiebre amarilla”, afirmó la subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades  Inmunoprevenibles  y Comunicables, Miriam Burgos durante la inauguración oficial. La funcionaria indicó que “con la vacuna contra la fiebre amarilla tenemos que lograr una  cobertura del 95 por ciento en la población objetivo. Si tenemos una muy buena cobertura vacunal esta enfermedad puede estar controlada adecuadamente”.

Por su parte, el ministro de Salud de Misiones, Walter  Villalba, celebró la oportunidad de contar con un encuentro de intercambio de experiencias en el terreno a nivel provincial, nacional y regional en un contexto de presencia de enfermedades transmitidas por mosquitos como dengue, zika y fiebre amarilla.

“Este tipo de enfermedades  no  respeta fronteras, son problemáticas compartidas”, dijo el ministro y agregó que “el trabajo mancomunado y conjunto es la única forma de  tener indicadores positivos  y  resultados sanitarios lógicos para el esfuerzo que estamos haciendo”.

A su turno, la asesora en Enfermedades Transmisibles de OPS/OMS, Tamara Mancero, señaló que “este encuentro demuestra que Argentina tiene un compromiso con la implementación del Reglamento Sanitario Internacional y que cada vez está más preparada para fiebre amarilla”. Además agradeció la presencia de los especialistas de Brasil que durante este proceso de avance de la enfermedad “han demostrado una panamericanismo al compartir la información con la cual pudimos elaborar mapas y entender mejor estas epizootias y lo que está sucediendo”.

Taller y  trabajo en terreno

El taller comenzó ayer y finalizará el viernes con una actividad teórico práctica en el parque ecológico El Puma sobre respuesta rápida en epizootias, es decir, la notificación y análisis ante el hallazgo de un mono muerto. Estos animales cumplen un papel relevante para la vigilancia de fiebre amarilla, ya que son centinelas que indican la circulación del virus. Esta actividad será la continuación de la simulación de circuito de vigilancia de epizootias por sospecha de mono con fiebre amarilla que realizaron los participantes del evento.

Durante el primer día del encuentro, el jefe de la unidad de Emergencias de OPS/OMS, Enrique Pérez,  en base a un análisis histórico indicó que el riesgo de aparición de casos de fiebre amarilla en un área aumenta con la temperatura entre 14° y 20°, las precipitaciones abundantes y la presencia de cuencas hidrográficas.

En tanto, la referente de Inmunizaciones de OPS/OMS, Mirta Magariños, disertó sobre las recomendaciones de este organismo tanto para los habitantes de áreas con circulación activa del virus  como para los viajeros. Para estos últimos, en caso de que tengan la vacuna contraindicada, la experta señaló la necesidad de contar con una buena conserjería médica que permita evaluar el riesgo en cada caso al viajar a lugares en donde esté presente el virus. Margariños advirtió que en el caso de la vacuna contra la fiebre amarilla las recomendaciones son dinámicas en función de la evolución del escenario epidemiológico.

Los expertos de Brasil, que compartieron su experiencia en base al último brote en distintos estados de su territorio, destacaron la importancia de la vigilancia de los mosquitos en el ambiente salvaje ya que tienen distintos patrones de comportamiento que deben ser estudiados, como así también conocer la especie predominante en la transmisión.

Además los brasileños recomendaron identificar, en base a la muerte de los monos, corredores ecológicos en los que es probable la circulación del virus, ya que de acuerdo a sus relevamientos, permiten prever el avance del virus y la coincidencia con la aparición de casos humanos.

Los expertos en vigilancia laboratorial, epidemiología e inmunizaciones de la cartera sanitaria nacional expusieron sobre las fortalezas y desafíos del país en cada uno de sus campos específicos para enfrentar la posible reintroducción de la fiebre amarilla en el territorio nacional.

Los representantes del Ministerio de Salud de Misiones y Corrientes presentaron sus protocolos de vigilancia de epizootias. Todas las provincias participantes además dieron cuenta del diagnóstico de situación de vacunación contra fiebre amarilla en sus jurisdicciones.

Finalmente, el encuentro tuvo un espacio dedicado a la comunicación de riesgo donde representantes de OPS y de los ministerios de Salud de Nación y Misiones plantearon la necesidad de preparación en materia de comunicación para enfrentar los distintos escenarios que esta enfermedad plantea.

En el taller participaron integrantes de los ministerios de Salud de la Nación y  de las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa y Misiones, como así también de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. También estuvieron presentes expertos del Instituto de Biología Subtropical, del Instituto Nacional de Enfermedades Virales  Dr. Julio Maiztegui y del Instituto Nacional de Medicina Tropical (INMET). Por parte de Brasil disertaron especialistas del Centro Estatal de Salud y Vigilancia (CEVS); del Centro Nacional de Primates y del Centro de Control de Zoonosis/ALAGOAS; y representantes del Instituto Evandro Chagas.

.

También te puede interesar...