Anuncian que los casos en la Ciudad “vienen descendiendo día a día”

Lo informó el ministro de Salud porteño Fernán Quirós, quien considera que hay “una meseta alta” de entre 1100 y 1300 casos desde hace nueve semanas. Ayer el registro bajó a 970 casos, un dato inusualmente bajo para un día hábil.

Por Redacción Curar con Opinión

Los números son objetivos pero también susceptibles de interpretación. De un lado se puede decir que el plan de aperturas que dispuso el gobierno porteño no provocó un incremento en los contagios, porque lo que dice el ministro es cierto en cuanto a los casos, que diariamente se encuentran en el orden de los 1100-1300 en los últimos dos meses. Del otro, también es cierto sostener que la Ciudad presenta un índice de contagio por millón de habitantes que es el más alto en todo el país, e incluso supera a otras ciudades de la región como San Pablo.

Pero en la pandemia, mientras el sistema sanitario resista, lo importante puede ser la tendencia. El índice de duplicación de los casos en la Ciudad es de más de 50 días, por lo cual es correcto estar en la fase de “reapertura progresiva” para poder llegar a la “nueva normalidad”. Más allá de algunas fotos inconvenientes y algunos desbordes no se puede ligar seriamente el aumento de casos con los runners primero, y con las aperturas de peluquerías y otros negocios, o más tarde bares con atención en mesas al aire libre.

De todas maneras, por ahora no habrá nuevas aperturas. Según señaló Quirós «la epidemiología de la ciudad no está suficientemente descendida como para activar actividades en las áreas cerradas, en ninguna de las dimensiones». Esto quiere decir que los gimnasios permanecerán cerrados, al igual que los espacios en donde se practican deportes grupales de forma amateur. De todas maneras, si la curva de casos continúa estable con algún índice a la baja, es probable que haya “nueva normalidad” antes de la vacuna. Esto es, retomar la vida como antes de la pandemia pero manteniendo los cuidados de distancia social, uso de barbijo y medidas de higiene.

En cuanto a los números que a Argentina le resultan negativos en las últimas semanas, Quirós refirió que «la pandemia está en la zona americana hace más de dos meses y, naturalmente, en estos dos meses todos los indicadores de actividad van a ser mayor», a la vez que recalcó que se registran “formas poco profesionales de recabar los datos”. Las publicaciones que indican, por ejemplo, que la Argentina ocupa el quinto puesto a nivel mundial entre los países con más casos graves «no da ningún dato ni cuali ni cuantitativo más que decir que la pandemia está pasando por la zona americana».

Por último, el ministro consideró que «la Argentina ha sido uno de los países que ha progresado más lentamente por la cuestión de la cuarentena precoz y naturalmente va a ser uno de los países en que va a terminar más tardíamente». Pero dentro del país la zona del AMBA fue «la primera en activarse, ha sido la primera en estabilizarse, con subidas y bajadas y va a ser la primera en desandar».

Luego de los récords nacionales registrados la semana pasada, es importante que durante estos días los contagios se moderen. Si se mantienen por debajo de mil en la Ciudad, por primera vez estaríamos ante una evidencia seria de que la pandemia, por lo menos en esta jurisdicción, comenzó a retroceder.

.

También te puede interesar...