Algo no funciona en la distribución de medicamentos del PAMI

Suspenden-atencion-PAMI-Martin-Bonetto_CLAIMA20160411_0079_28

Por Dr. Daniel Cassola

¿No habrá llegado el momento de replantear el sistema que el PAMI tiene para hacerle llegar a sus afiliados los medicamentos? La nueva gestión encabezada por Carlos Regazzoni asumió con aires de renovación. Mandó a hacer una detallada auditoría del estado en el que recibieron las cosas, deplorable por cierto. Pero en algo crucial para la salud de la tercera edad como son los medicamentos no se advierten grandes cambios.

El sistema sigue funcionando de la misma manera. El PAMI negocia y trata con la industria farmacéutica, dejando a las farmacias fuera de la ecuación. En la actualidad que los medicamentos le lleguen al afiliado depende de la relación entre la industria y las farmacias, relación que no está para nada aceitada.

El problema, como siempre, es el dinero. Las farmacias esgrimen que tienen una deuda de 2600 millones de pesos por medicamentos de cobertura PAMI impagos. El reclamo que llevan adelante es atendible. Entre dos gigantes como la industria y la mayor obra social del país, las farmacias son las que terminan financiando los medicamentos que se cubren al 100 por ciento. Cuando los pagos se atrasan, muchas no pueden resistir.

En las grandes ciudades siempre hay más opciones para sobrevivir en cualquier rubro comercial. En el interior una farmacia que no cubre PAMI probablemente no pueda trabajar. Por ello hay que mejorar al sistema.

Hoy las farmacias de distintas provincias del país, entre ellas Buenos Aires y CABA, suspendieron la atención a afiliados de PAMI por tiempo indeterminado. Según Claudio Ucchino, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de Capital Federal, el último pago en concreto que recibieron fue en febrero. Por el convenio vigente, quien abona a las farmacias es la industria farmacéutica, que recibe los pagos por parte de PAMI.

«Quien nos paga a nosotros es la industria y quien le paga a la industria es el PAMI. La industria nos dice: ‘Si a mí el PAMI no me paga, yo no le pago a ustedes'», agregó Ucchino. En tanto, Regazzoni, titular de la obra social de los jubilados, sostuvo que están trabajando para resolver el conflicto por el cual los farmacéuticos de todo el país realizan un paro, aunque advirtió que el PAMI no puede asumir aumentos en los remedios que son «imposibles» de pagar.

En el medio quedaron los beneficiarios del PAMI que hoy no pueden recibir sus medicamentos. Las nuevas autoridades de la obra social todavía están a tiempo de revertir la imagen que heredó el instituto de gestiones anteriores. Para eso necesitan atender el nombre que lleva el frente que gobierna: Cambiemos. El convenio de medicamentos del PAMI necesita un cambio.

.

También te puede interesar...