A días de las elecciones en Estados Unidos se habla de la tercera, y peor, ola de contagio

El pasado 23 de octubre se dio allí el récord de casos en un día, con 83.757 diagnósticos positivos. Los anteriores picos se habían dado en abril y en julio. La tercera ola será la peor, coinciden los especialistas. Estados Unidos ya registra más de 8 millones y medio de contagios y más de 225 mil muertes.

Por Nicolás Bianchi

Cada país tiene su ciclo de pandemia. En Argentina el AMBA parece haber ingresado en una etapa de retroceso del virus, como sucedió en Europa alrededor de mayo, mientras en distintos puntos del interior aún no concluye la primera etapa. Justamente en países como Francia o España se registran por estos días los peores indicadores de la segunda oleada, lo que llevó a los gobiernos a disponer de una batería de nuevas medidas restrictivas. En Estados Unidos, país número uno en cantidad nominal de infectados y muertos, comienza una tercera ola, siendo así el primer lugar del mundo donde se detecta ese fenómeno.

Los especialistas coinciden en que lo que está sucediendo es una tercera ola, mientras el clima se enfría y allí, como en todo el hemisferio norte, se acerca el invierno. Así la tercera ola será peor que la segunda, que a su vez ya había sido más dura que la primera. En medio de los miles de enfermos y muertos, el próximo martes 3 de noviembre Estados Unidos celebrará la fase presencial de las elecciones presidenciales, que desde hace tiempo ya empezaron por correo. A pocos días de la fecha aún no está del todo claro qué medidas preventivas se llevarán a cabo ese día.

Como en otras latitudes la clase política no pudo escapar del Covid-19. El presidente y candidato Donald Trump lo contrajo y hubo distintas versiones sobre la severidad de su enfermedad. El caso más reciente fue el de Marc Short,  jefe de gabinete del presidente Mike Pence, quien no suspendió sus actividades proselitistas a pesar de estar entre los contactos de riesgo. La pandemia, justamente, es uno de los principales temas de campaña. Mientras Trump sostiene que la enfermedad está en su punto de inflexión, lo que no se condice con las estadísticas que se manejan públicamente, el candidato demócrata Joe Biden fustiga al presidente por su respuesta ‘dispersa’ frente a la pandemia.

Si en algún momento Trump pensó en llegar al día de la votación con el problema solucionado y la vacuna aplicándose esa expectativa se difuminó hace tiempo. Por la modalidad de correo ya votaron más de 50 millones de personas, lo que es un récord histórico para Estados Unidos y también podría ser interpretado como un grupo de población que opta por cuidarse y mantenerse en su hogar, a pesar de las actitudes de quienes gobiernan.

.

También te puede interesar...